En la actualidad, los cibercriminales pueden secuestrar ordenadores teléfono móvil o tablet en cualquier momento. Las Smart TVs no han pasado desapercibidas para los ciberdelincuentes, quienes han diseñado aplicaciones maliciosas estos dispositivos y conseguir que los propietarios paguen un rescate a cambio de restaurar los valores originales.

Hace unos días, Darren Cauthon, un desarrollador estadounidense, alertó que su televisor inteligente LG con sistema operativo Google TV había sido infectado con un ransomware, software malicioso que al infectar un equipo, puede bloquearlo, una ubicación remota.

Según explica Cauthon, la Smart TV LG del año 2014 se infectó cuando su familia trató de instalar una aplicación para ver películas en streaming descargada de una página de terceros.

El dispositivo se bloqueó y en la pantalla se mostró el mensaje con las instrucciones para efectuar el pago de 500 dólares por el rescate. El desarrollador trató de restaurar el aparato, sin éxito.

Para intentar resolver el problema, Cauthon contactó con el servicio técnico de LG quienes solicitaban 340 dólares a cambio de efectuar en la televisión las actualizaciones necesarias. Por este motivo, decidió buscar una solución por su cuenta, y finalmente consiguió eliminar el ransomware de su Smart TV accediendo al modo de recuperación del sistema operativo.

Globovision