Según Bloomberg, la empresa con sede en Cupertino, California, está reuniendo a expertos en robótica y recopilación de datos que usarán estos aviones no tripulados para capturar y actualizar información de mapas más rápido que su actual flota de vehículos cargados de cámaras y sensores.

Con el uso de los drones se registrarán cambios en las vías y verificarán qué áreas están en construcción, enviando toda esa información en tiempo real a los equipos de Apple para que actualicen rápidamente sus mapas.

Del mismo modo se planea incluir nuevas vistas dentro de edificios y mejoras en la navegación de automóviles, uno de los servicios más requeridos en Google Maps.

Los mapas digitales son herramientas cruciales para que Apple y Google atraigan a los desarrolladores que crean aplicaciones de viajes. La recolección de datos precios es la parte más importante para la elaboración de los mapas, que por ahora lidera Google Maps.

Apple tiene la intención de mejorar su servicio de mapas. Un reto complicado, pues, Google Maps tiene el poder de los datos que reportan los usuarios en Waze.

La Verdad