Desde la aparición de las redes inalámbricas, a las que costó mucho hacer despegar por su falta de seguridad, velocidad y rendimiento general, el público y las compañías siempre han buscado cómo mejorarlas.

Aunque hoy en día existen amplificadores o PLCs inalámbricos que han visto reducido su precio, en los hogares se siguen buscando soluciones caseras que van desde el movimiento de antenas o regulación de la altura del router, hasta fabricar antenas con latas de cerveza o CDs viejos. Y cómo no, siempre que algo doméstico funciona, es susceptible de ser convertido en solución industrial que lo haga aún mejor.

Es el caso de ZeusPro, un amplificador pasivo de Wi-Fi desarrollado por Mizeus, una startup israelí que acaba de iniciar una campaña de crowdfunding con el objetivo de poder producir y comercializar el producto. Como se puede apreciar en las imágenes, es muy similar a los sistemas hechos con latas, pero tanto el aspecto físico como su eficacia prometen ser mucho mejores. Para hacerlo funcionar sólo hay que realizar una sencilla instalación que consiste en sujetar la placa metálica ZeusPro a la antena.

Con esto se consigue recoger la señal Wi-Fi y enviarla dentro de 180º hacia el lugar que elijas. Si se poseen dos antenas, el campo se puede ampliar para cubrir la totalidad y triplicar el rango de emisión anterior, es decir, conseguir un área de 360º. Pero no sólo sirve para amplificar, y es que si el usuario quiere ampliar la recepción en antenas externas, también es posible acoplar para mejorarla.

La certeza que aporta ZeusPro es que siempre funciona, sea cual sea el caso, ya que no depende de modificaciones, configuraciones y otros pasos que pueden hacer fallar algo en la cadena. Lo que está claro, por otra parte, es que no será milagroso y si se posee un router de mala calidad como el que entregan las compañías telefónicas, siempre lo mejor es cambiarlo por otro nuevo. Sin gastar mucho dinero, se consiguen resultados espectaculares en comparación.

Noticia al Dia